Blog de Mansio
Servicios para inmuebles y comunidades de propietarios
Problemas con el administrador de fincas
14 de Febrero 2022

Problemas con el administrador de fincas: ¿Cómo cambiarlo?

Problemas con el administrador de fincas: el administrador de fincas es una figura muy habitual en las comunidades de propietarios. La mayor parte de las comunidades a partir de un tamaño medio contratan este tipo de servicios por comodidad. Sin embargo, muchos vecinos todavía no saben muy bien cuáles son sus funciones y obligaciones, y muchas veces sus acciones no están alineadas con las de los vecinos, momento en el que empiezan a aparecer las quejas y reclamaciones.

 

Es posible que todos los comuneros no estén conformes con las decisiones del administrador, pero mientras que todo sea legal y se haga de forma correcta, no tiene por qué suponer un inconveniente para el buen funcionamiento de la finca.

 

El problema viene cuando el administrador incurre en mala praxis. Por ejemplo, que los vecinos no tengan acceso a las cuentas bancarias, que el administrador no responda de forma sistemática al teléfono, que los mantenimientos necesarios no se realicen o que se produzca una apropiación indebida de los fondos de la comunidad. Ten en cuenta que el papel del administrador de fincas es ayudar a los vecinos en la gestión de la comunidad, por lo que debe ser un profesional apto y capacitado para desempeñar las distintas tareas que le corresponden.

 

Si en tu comunidad de vecinos has notado algunos comportamientos extraños o tenéis problemas con el administrador de fincas desde hace tiempo, puede que estés planteándote barajar otras opciones. Cambiar al administrador de fincas es bastante fácil si sabes cómo actuar. En Mansio encontrarás al administrador de fincas que necesitas, con un servicio basado siempre en la eficacia, la transparencia y la rapidez.

 

Problemas con el administrador de fincas: ¿Cómo cambiar al administrador de fincas?

Para echar al administrador de fincas y sustituirlo por otro, tiene que existir un motivo objetivo que lo justifique. Por ejemplo, la desatención o dejadez de los problemas de la comunidad, una mala gestión de las cuentas, el cobro de honorarios excesivos o el robo de fondos son las causas más habituales. Cualquiera de ellas puede ser considerada como una causa justa a la hora de rescindir el contrato incluso antes de la fecha prevista de vencimiento.

 

Problemas con el administrador de fincas: decisiones y pasos a seguir

No obstante, antes de tomar una decisión, es recomendable asegurarse de que el administrador está incumpliendo sus funciones, comprobar cuál es la fecha de renovación y si existe algún tipo de penalización por prescindir del servicio antes de haber llegado a término. Normalmente, a menos que se especifique lo contrario, los contratos con los administradores de fincas suelen ser de una duración de un año. Y así lo establece también la Ley de Propiedad Horizontal: “Salvo que los estatutos de la comunidad dispongan lo contrario, el nombramiento de los órganos de gobierno se hará por el plazo de un año.”

 

Si existiese una indemnización, en función de cuál sea el motivo por el que queramos cambiarlo, puede que nos convenga más expirar el contrato y optar por no renovarlo para evitar pagar la penalización. Eso sí, si la causa es grave, lo mejor es romper el contrato inmediatamente. Además, hay que tener en cuenta que, en caso de que el administrador no esté cumpliendo adecuadamente con sus funciones, la indemnización no será necesaria pues estaríamos hablando de un incumplimiento contractual.

 

La sustitución del administrador de fincas debe votarse en la junta general ordinaria o convocar una junta extraordinaria para ello. Junta que también puede aprovecharse para elegir al nuevo administrador de fincas en caso de que finalmente se decida el cese. Es más, si existe un descontento generalizado y se sabe a ciencia cierta que todos o la mayor parte de los vecinos votarán el cambio, puede ser el nuevo administrador de fincas el que se encargue de convocar la junta y llevarla a cabo. Si elegís realizar el proceso por vuestra cuenta sin la figura del nuevo administrador de fincas, es fundamental que convoquéis bien la junta, que contabilices bien los votos en base a las cuotas de participación y que no cometáis errores.

 

Obviamente, el anterior administrador deberá permanecer fuera de la sala mientras tiene lugar la votación. La decisión que se tome tendrá que quedar reflejada en el acta de la reunión, informando al administrador por escrito y dándole un plazo para hacer la entrega de la documentación a la comunidad, siendo generalmente de un mes.

¡Comparte esta página!
Regístrate a nuestra newsletter

Servicios relacionados sobre Problemas con el administrador de fincas: ¿Cómo cambiarlo?

Administradores de fincas Luis Sánchez Rodríguez es un negocio ubicado en Calle Elfo, 27, Madrid, en el barrio de Quintana del distrito de Ciudad Lineal.
  • Empresa familiar con más de 60 años de experiencia.
  • Comunidades de propietarios.
Administradores de fincas JOSÉ LINARES ARMENTEROS es un negocio ubicado en Malagón, 5 LOC 10 POST, Madrid, en el barrio de Canillas del distrito de Hortaleza.
Asesorias fiscales Iuris Corporate es un negocio ubicado en Calle Cristóbal Bordiú, 19-21 Ofic. 1 Izda., Madrid, en el barrio de Rios Rosas del distrito de Chamberi.