Blog de Mansio
Servicios para inmuebles y comunidades de propietarios
Sistemas de impermeabilización de azoteas
1 de Abril 2023

Sistemas de impermeabilización de azoteas: características y métodos

Sistemas de impermeabilización de azoteas: escoger el sistema de impermeabilización adecuado es esencial para garantizar la durabilidad y proteger la estructura del edificio a largo plazo, por lo que es fundamental contratar a profesionales expertos en este tipo de proyectos y que usen materiales de alta calidad para lograr un resultado eficaz y duradero. Pero, ¿qué características debe tener un buen impermeabilizante? ¿Sabes cuáles son los tipos que existen?

 

Sistemas de impermeabilización de azoteas: ¿Qué características debe tiene que tener un buen impermeabilizante?

Algunas de las características que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un buen impermeabilizante, son los siguientes:

 

  • Resistencia y durabilidad: un buen impermeabilizante tiene que tener resistencia a los rayos ultravioleta y solares, a la deformación mecánica sin abrasión ni pérdida de estructura, a la lluvia sin presentar eflorescencias o saponificación, al ataque microbiológico sin presenta degradación, al ensuciamiento y a la invasión de hongos, algas y líquenes.
  • Comodidad en el hogar y mejora térmica: una de las características más importantes que debe tener un impermeabilizante es que nos aísle de las humedades y del agua, pero también del calor y el frío. De esta forma, podemos disfrutar de un edificio más eficiente.
  • Adherencia al sustrato: un buen impermeabilizante no tiene que despegarse nunca del sustrato sobre el que se aplica. Además, es fundamental que se pegue a todos los sustratos posibles para evitar problemas en cubiertas con distintos elementos. Asegúrate de que te informas bien sobre los tipos de sustratos sobre los que puede aplicarse y el grado de adherencia a cada uno de ellos.
  • Estética: aunque es un aspecto secundario, cuando tenemos una terraza y queremos aprovechar el espacio, es importante que nos sintamos cómodos en ella.
  • Elasticidad: lo ideal es que la elasticidad sea de entre el 40% y el 200%. Un impermeabilizante tiene que tener la capacidad de adaptarse a los movimientos de la construcción sin que se produzcan grietas o fisuras por las que pueda acceder el agua.
  • Continuidad: las telas asfálticas y el EPDM son muy eficaces y son muy duraderos, pero cualquier defecto puede hacer que el agua se filtre y genere problemas. Por este motivo, es preferible usar materiales continuos que no permitan el paso del agua.
  • Resistencia a la formación de ampollas: algunos impermeabilizantes crean burbujas que se levantan y los hacen inservibles porque no resisten a las diferencias de temperatura entre la noche y el día.

 

Sistemas de impermeabilización de azoteas: tipos de impermeabilizantes

Existen distintos métodos para clasificar los tipos de impermeabilizantes que existen actualmente en el mercado. En este artículo vamos a distinguir entre los sólidos y los líquidos:

 

  1. Impermeabilizantes sólidos: los impermeabilizantes líquidos son aquellos que se venden habitualmente en forma de manta o rollo que se extiende y se ancla al suelo a través de un adhesivo o imprimación.
  2. EDPM: EPDM es un tipo de caucho sintético que se emplea en la fabricación de productos impermeables. Un material que destaca por su alta resistencia a los rayos UV, el agua y los agentes atmosféricos. Además de ser transitable y antideslizante. Eso sí, su precio es bastante elevado, es más difícil de aplicar, aporta bastante peso a la construcción y puede filtrar el agua si no se resuelven correctamente los puntos singulares de la cubierta.
  3. Tegola americana: la tegolas americana es un tipo de placa que se usa principalmente para cubiertas inclinadas. Se fabrica con un material mineral que aporta protección y resulta muy sencillo de instalar. Destaca sobre todo por su elevada resistencia, su ligereza, su alta impermeabilidad, su amplia variedad de colores y su apariencia decorativa. No obstante, hay que tener en cuenta que únicamente es útil para cubiertas inclinadas y requiere de cierto mantenimiento para evitar que el agua se filtre por las juntas.
  4. Tela asfáltica: la tela asfáltica es un tipo de lámina bituminosa que se usa para impermeabilizar cubiertas, siendo un material completamente estanco, pero que puede generar problemas si las juntas no se sellan correctamente. Presenta la ventaja de que es muy durable, resiste muy bien al calor y es ideal para superficies transitables. No obstante, tiene cierta tendencia a despegarse en los picos, puede levantar temperaturas muy elevadas y pesa bastante.

 

Impermeabilizantes líquidos

Los impermeabilizantes líquidos son aquellos que casi siempre se venden en botes y se aplican con una pistola o un rodillo, de manera similar a cómo se aplican las pinturas, aunque su composición principal no tiene nada que ver con ellas.

 

  1. Membrana de poliuretano: la membrana de poliuretano es un tipo de impermeabilizante de alta calidad y sostenible que se aplica en forma de poliéster líquido en la cubierta y en la terraza. Deja una capa estanca, continua y transitable en toda la cubierta. Actualmente, es uno de los mejores impermeabilizantes disponibles y está recomendado sobre todo para cubiertas transitables o sometidas a adversidades climáticas extremas debido a su durabilidad y su alta resistencia al contacto con el agua, los rayos UV, a la saponificación y a los microorganismos.
  2. Hidrofugantes: los hidrofugantes son productos que repelen el agua en vez de absorberla, por lo que son ideales para proteger piedra, ladrillo u hormigón, ya que evitan la rotura y la corrosión. Además, destaca por su capacidad para mantener la apariencia original de los materiales y su adherencia a distintas superficies. Eso sí, es importante que se aplique con cuidado y con la superficie completamente limpia.
  3. Impermeabilizantes a base de resinas: los impermeabilizantes basados en resinas sintéticas acrílicas y elásticas son una opción muy habitual para resolver goteras y problemas de impermeabilización. Entre sus ventajas destacan su precio, su adaptabilidad, su facilidad de aplicación y la posibilidad de aplicar en distintos colores y con efecto foto reflectante. Eso sí, para lograr una buena durabilidad, es necesario usar una buena malla de fibra de vidrio o un producto que incluya pelos de este material para mejorar la consistencia.
  4. Silicona líquida: la silicona es un material químico que se usa habitualmente como impermeabilizante debido a una gran resistencia a la humedad, el calor y la electricidad. Una de las opciones más populares para sellar juntas en duchas y bañeras. Sin embargo, presenta una baja adhesión a otros materiales, es difícil de aplicar y su precio no es precisamente económico. Además, debido a sus componentes tóxicos, hay que manejarlo con precaución.
¡Comparte esta página!
Regístrate a nuestra newsletter

Servicios relacionados sobre Sistemas de impermeabilización de azoteas: características y métodos

  • Trabajos rápidos 24h/365d. Ahora con descuento especial.
  • Unidades móviles en capital y provincia muy cerca de ti.
  • SABEMOS REPARARLO. 35 años son la mejor garantía.
Reformas en general Homeppy es un negocio ubicado en Paseo Castellana, 178, Madrid.
Reformas en general MADRID 2000 OBRAS Y REFORMAS es un negocio ubicado en Paseo Castellana, 170, Madrid, en el barrio de Nueva España del distrito de Chamartin.
Es una empresa que ofrece unos servicios de albañilería y pequeños trabajos de construcción.