Blog de Mansio
Servicios para inmuebles y comunidades de propietarios
Tipos de impermeabilización de cubiertas
1 de Abril 2023

Tipos de impermeabilización de cubiertas

Tipos de impermeabilización de cubiertas: las cubiertas son la parte superior que protege las viviendas de la intemperie y las adversidades climáticas que puedan dañarla. Por lo general, esperamos que el tejado de nuestros hogares sea impermeable lo suficientemente sólido como para soportar todos los retos que la naturaleza pueda poner en su camino.

 

Así pues, uno de los requisitos indispensables que deben cumplir las cubiertas de los edificios es la protección frente a la humedad, para lo cual, es importante evitar la presencia de agua sobre la superficie y en el interior del edificio. Y en ambos casos, la solución es procurar un buen diseño para la misma. De lo contrario, todo el edificio puede experimentar fugas, humedades, filtraciones e incluso llegar a formar grietas que comprometan la integridad del mismo.

 

Cuando se trata de cubiertas planas, estas tienen que tener una pendiente adecuada para favorecer la evacuación del agua hacia el exterior. Pero además, hay que incluir una capa de impermeabilización para evitar que el agua penetre hacia el interior de la construcción. La elección del material dependerá de distintos factores, como la geometría de la superficie, el soporte de la impermeabilización, la accesibilidad en caso de necesitar maquinaria específica, el presupuesto disponible y los requisitos del proyecto.

 

Tipos de impermeabilización de cubiertas: impermeabilizantes más habituales

En función de la naturaleza del impermeabilizante, podemos clasificarlos en las siguientes categorías:

 

  1. Impermeabilizantes sintéticos
    • Tela asfáltica: se trata de un material derivado del petróleo que suele tener una duración de más de 10 años.
    • Resinas acrílicas: su duración es de entre 3 y 10 años. Se aplica con frío.
    • Resinas poliméricas: se aplica en caliente, como la poliurea (duración comprobada de 25 años).
    • Impermeabilizantes nanotecnológicos: es un material relativamente nuevo en el mercado que ha llegado para quedarse. La transpirabilidad y la estanqueidad están garantizadas. También ofrece una duración de más de 10 años.
    • Láminas impermeables transpirables: se trata de un tejido plástico formado por fibras impermeabilizantes transpirables. No está pensado para estar a la intemperie pero se mantiene muy bien bajo una cubierta cerámica, ya que se trata de un material que no es degradable.
    • Poliuretano: tiene una duración de más de 50 años siempre que esté protegida de la intemperie. Se aplica en frío.
    • Resina Epoxi: dura 3 años y también se aplica en frío.
  2. Impermeabilizantes naturales: entre ellos, destacan los derivados del látex como el clorocaucho o el EPDM, que es el caucho de etileno. Ambos de aplicación en frío y con una duración comprobada por el fabricante de 5 años.
  3. Impermeabilizantes inorgánicos de naturaleza pétrea: dentro de esta categoría, encontramos materiales extraídos de canteras como el granito o la pizarra, con una duración superior a los 50 años y sin necesidad de mucho mantenimiento. Por ejemplo, las tejas son un material impermeabilizante cerámico sostenible que mantiene sus cualidades por un mínimo de 10 años.
  4. Impermeabilizantes metálicos: Los materiales impermeabilizantes metálicos son bastante habituales. Algunos ejemplos son el cobre, el zinc, el aluminio, los aceros, el plomo y los galvanizados. Incluso podemos encontrar algunos trabajos realizados en titanio.

Tipos de impermeabilización de cubiertas: materiales para cubiertas planas transitables

En el mercado actual existen diversas opciones de impermeabilización para cubiertas planas transitables. A continuación, te explicamos cuáles son los materiales más populares en este sentido:

 

  1. Poliureas: es uno de los materiales más demandados. Se consigue mediante la combinación de varias poliamidas y de un isocianato. Ideal para impermeabilizar, ya que cuenta con una membrana continua y no presenta juntas, siendo elástica y adhiriéndose perfectamente al soporte. Se adapta a cualquier superficie irregular por muy irregular que resulte su geometría, pudiendo impermeabilizar terrazas, cubiertas o balcones, por ejemplo. Además, destaca por su elevada resistencia a las adversidades climáticas, a los medios alcalinos, ácidos a los rayos UV y a distintos agentes químicos, al desgaste y al punzonamiento. Es transitable e impermeable, así como permeable al vapor de agua. Puede aplicarse sobre cualquier sustrato y se seca de forma prácticamente inmediata, en pocos segundos. Un producto libre de COV que no emite componentes tóxicos durante su aplicación.
  2. Pintura de caucho acrílico: conocido también como pintura anti-goteras, este tipo de pintura consiste en un revestimiento impermeable que se aplica generalmente a cubiertas planas transpirables con problemas de humedades y filtraciones. Una solución con una buena resistencia a la tracción y de alta elasticidad, además de soportar muy bien las inclemencias climáticas y la abrasión. Está formada por una dispersión acuosa de copolímeros acrílicos, aditivos, cargas, resinas y pigmentos. Se aplica con rodillo, pistola y brocha sobre el pavimento existente, pudiendo incluir en su composición fibras para su refuerzo. Un sistema continuo sin juntas que se adapta a cualquier forma y que requiere de unas 24 horas para curar por completo. Rellena perfectamente las fisuras y posee una elevada resistencia a la microfisuración. Además, al ser un producto de base acuosa libre de disolventes, es considerado como un producto sostenible y respetuoso con el medio ambiente.
  3. Poliuretano: las membranas de poliuretano se distinguen de la poliurea en que necesitan de un catalizador para su composición. Se consigue al reaccionar un poliol con un isocianato en presencia de un catalizador. Son continuas sin juntas, adhiriéndose al soporte y pudiendo aplicarse a cualquier geometría. Sus propiedades mecánicas son muy altas, pero además destaca por su elevada resistencia a la intemperie y por su gran flexibilidad. Eso sí, requieren de mayor tiempo de curación, alrededor de 4 o 5 horas. Además, su resistencia química y física es menor que la de las membranas de poliurea.
  4. Poliolefinas: se usan para formar láminas de impermeabilización de cubiertas planas. Son láminas sintéticas formadas fundamentalmente por elastómeros de polipropileno, poliolefina y aditivos. Son resistentes al impacto, flexibles, estables a los cambios térmicos y duraderas. Pero también pueden incluir algunos componentes para lograr una alta estabilidad y rigidez dimensional, como la fibra de vidrio o el carbono. Las láminas de este material, instaladas bajo el suelo y adheridas con cemento cola, requieren de adhesivo o soldadura para su unión y sellado entre láminas. El pavimento se coloca sobre la lámina sin que se requiera de una capa separadora. En rehabilitación de cubiertas, también podemos colocar el acabado existente sobre el material mientras que sea compatible con el adhesivo cementoso.
¡Comparte esta página!
Regístrate a nuestra newsletter

Servicios relacionados sobre Tipos de impermeabilización de cubiertas

Reformas en general Carlos Bueno Campos es un negocio ubicado en Calle Ramón Gómez de la Serna, 121 BAJO, Madrid, en el barrio de Peýagrande del distrito de Fuencarral-el Pardo.
Reformas en general REFORMA A TU GUSTO es un negocio ubicado en Avenida San José de la Montaña, 20, València del distrito de Extramurs.
Fabricación e instalación de toldos, pérgolas, canalones, desagües, reformas de todo tipo. Servicio profesional y de calidad, pídanos presupuesto sin compromiso.
Decoracion Rj Pintores es un negocio ubicado en Mataró, 10, Madrid, en el barrio de Valverde del distrito de Fuencarral-el Pardo.